Fragata F100 Clase Álvaro de Bazán

Síguenos en:
0

Durante los últimos años de la Segunda Guerra Mundial quedó claro que los grandes buques de combate como cruceros pesados y acorazados no podían hacer frente a los nuevos colosos del mar, los portaaviones. El hundimiento del Yamato por sucesivos ataques aéreos o del Bismark que quedó prácticamente inutilizado por el ataque de avionetas Swordfish dejó claro que sin una adecuada escolta de fragatas y destructores con capacidad antiaérea y velocidad y maniobrabilidad los grandes buques eran muy vulnerables. Así pues su construcción fue decreciendo y hoy en día pocos buques de este tipo quedan. En cambio las armadas y marinas de guerra del mundo construyen fragatas y destructores que sirvan de escoltas a sus portaaviones, España encabeza hoy en día con la empresa pública NAVANTIA la construcción y diseños de tecnología naval punta. El orgullo de la armada española son las fragatas clase Álvaro de Bazán.

NombreFragata F100 Clase Álvaro de Bazán
AstilleroNAVANTIA en Ferrol
Botado19 de Septiembre de 2002
DestinoEn activo
DesplazamientoF101 a F104: 5800 toneladas
F105: 6391 toneladas
Eslora146,72 metros
Manga18,6 metros
PropulsiónCombinado Diesel (12000 cv) o gas (46648 cv)
Calado4,75 metros
Velocidad28,5 metros
ArmamentoCañon de 126mm
Sistema de lanzamiento vertical de 48 celdas
Misiles antibuque RGM-84 Sub-Harpoon block II
Torpedos
Misiles Superficie-aire Standard SM-2MR Bloque IIIA/RIM-66L
Misiles Superficie-aire RIM-162 Evolved Sea Sparrow
4 ametralladoras Browning M2 de 12,7mm
2 cañones de 20mm en las F101-F104
2 cañones de 25mm en la F105
Aeronaves1 Helicóptero Seahawk
Tripulación216 tripulantes
Autonomía5000 millas náuticas a 18 nudos
Coste por unidadF101-F104: 430 millones €
F105: 822,99 millones €
VariantesClase Fridtjof Nansen (fabricado por NAVANTIA para la armada Noruega)
Clase Hobart (Diseñado por NAVANTIA para la armada australiana)

Con un diseño basado en el casco de los destructores de clase Arleigh Burke de la armada norteamericana, y siendo los primeros buques dotados con el sistema AEGIS de Europa forman parte de la punta de lanza de la OTAN. El sistema AEGIS de desarrollo y producción estadounidense se trata de un sistema de guiado de misiles, que junto con los radares SPY-1D, da capacidad a los buques para seguir a más de 90 blancos en un radio de 500 km y a su vez seguir guiando los misiles lanzados desde el buque.

El casco de acero de alta resistencia está diseñado para reducir el eco de radar de la fragata, lo cual las hace menos detectables. El motor combinado de gas o diésel montado sobre piezas elásticas disminuye los ruidos de este, dado que sus vibraciones no se transmiten al casco. A pesar de que parte de la electrónica y sistemas son de origen norteamericano o extranjero, Lockheed Martin o Boing, se apostó en gran medida por electrónica nacional, como Indra, para evitar ser muy dependiente de los sistemas foráneos.

Las fragatas F101, F102, F103 y F104 escoltando al portaaeronaves Juan Carlos I

A simple vista la parte que más destaca de su armamento es la torreta con un cañón de 126mm, pero posee más armamento. Tiene dos lanzadores cuádruples de misiles antibuque, cuatro tubos lanzatorpedos divididos en dos lanzaderas de dos tubos cada una, lanzadores verticales de 48 celdas del tipo Mk41 que también permiten el uso de misiles Tomahawk, amén de ametralladoras Browning M2 de 12,70mm, dos cañones antiaéreos de 20 mm en el caso de las F101, F102, F103 y F104, y dos de 25 mm en la F105, así como el inestimable apoyo de un helicóptero Seahawk preparado para lucha submarina y de superficie.

Todo ello permite a las fragatas servir de escolta oceánico, dar apoyo preciso a tropas sobre el terreno y presentar batalla a cualquier buque extranjero. También pueden formar parte del escudo antimisiles de la OTAN. Las fragatas han formado parte de escolta en flotas combinadas como la F101 “Álvaro de Bazán” en 2005 que estaba integrada en la flota de escolta del portaaviones USS “Theodore Roosevelt”, o la F103 “Blas de Lezo” que estaba asignada al grupo de combate del portaaviones francés “Charles de Gaulle”.

Sirven como referente a las marinas de otros países, Estados Unidos se ha fijado en ellas para desarrollar modelos más avanzados, Noruega confío en este modelo para su clase Fridtjof Nansen que también fabrica NAVANTIA, Australia basa el diseño de sus clase Hobart en ella. España está trabajando ya sobre ellas para desarrollar las nuevas F110 que sustituirán a las vetustas F80, pero el fiasco del submarino S80 a retrasado todos los proyectos aún así ya se ha autorizado su fabricación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »