La más famosa espada. La Katana

Desde luego si nos preguntan por la mejor espada del mundo todos pensamos, o la gran mayoría, en la Katana japonesa. El arma de los refinados guerreros samurái, metódicos, ordenados y casi fanáticos en todo aquello que emprendían. En el mundo occidental hay mucha confusión en cuanto a las Katanas y se piensa que todo modelo de espada japonesa es una Katana así que vamos a intentar explicar lo mejor posible lo que realmente son. La katana (日本刀) es solo el nombre del tipo de hoja, significa literalmente espada japonesa.

 

 

Entre los siglos X y XII los chinos introdujeron muchas cosas en Japón: budismo, textos, cultura en general, pero también un tipo de sable de hoja larga que llamaban “Destripador de caballos” y para eso precisamente se utilizaba, para atacar a los caballos en las patas o desde abajo. Con el tiempo se fue adaptando al estilo de combate nipón y adquiriendo la forma que hoy en día conocemos, usándose aproximadamente desde periodo Muromachi, inicios del siglo XIV, hasta la actualidad.

 

Tipos de hojas de arma blanca durante el periodo Sengoku

 

La katana es realmente un sable, no una espada, pero su famosa forma no es consecuencia de una meditación profunda sobre su utilidad, adquiere la curvatura en el proceso de creación. Un proceso que es lento y largo. Un bloque de acero se calienta a casi 800 ºC y se golpea hasta que alcanza el doble de la longitud final del sable. En ese momento se pliega sobre si mismo hasta 12  veces, golpeando y alargándolo hasta el doble de su longitud entre cada una de ellas. Con el perfeccionismo propio de los artesanos japoneses, si algo falla en cualquiera de los plegados esa hoja se descarta y se vuelve a empezar desde cero. Durante el calentado el acero se protege de la oxidación con papel de arroz y arcilla, esta arcilla se funde con el acero. Una vez obtenida la hoja se le da forma, se eliminan los restos de carbón, las burbujas de aire y toda imperfección que pueda hacer de punto débil. Con lijas de distintos tamaños se le da la forma del filo, de la punta, y de la empuñadura, esta parte es vital, cualquier armero inexperto podría estropear la simetría del sable o  acabar mellando el delicado filo. Con este proceso se hacían todas las hojas, desde el pequeño Tanto hasta el monstruoso Nodachi. Sus partes están bien diferenciadas y nombradas por los concienzudos artesanos nipones:

  • Hamon: línea de distinto color que marca el temple de la hoja.
  • Hi: es un surco a lo largo de la hoja que aligera la katana y le da resistencia .
  • Iori-Muné: tipo de nervio de la hoja sin rebaje.
  • Kissaki: punta.
  • Mei: la firma del artesano, era común que cada artesano pusiera su marca.
  • Mekugis: son pasadores que sujetan el mango.
  • Mekugi-Ana: agujeros para los pasadores.
  • Menuki: son detalles, ornamentación en el mango
  • Moto-Haba: ancho de la hoja.
  • Moto-Kasane: espesor de la hoja.
  • Mune: contrafilo.
  • Nagasa: largo de la hoja, en torno a 70-80cm.
  • Nakago: parte de la hoja donde se sitúa la empuñadura.
  • Niké: rebaje del nervio.
  • Saki-Haba: ancho de la hoja en la punta.
  • Samé: el forro de la empuñadura, podía ser piel o tela.
  • “Saya”: vaina.
  • Sori: curvatura.
  • Sugata: tipo de hoja.
  • Tsuba: guarda, solía ir ricamente decorada.
  • Tsuka: mango.
  • Tsuka-Ito: encordadura del mango.
  • Yokote: línea que separa la punta del resto de la hoja.

 

 

La katana es una excelente arma de corte, todo el arte marcial en torno a su utilización se basa en su potencial para cortar. Pero no se queda hay, su flexibilidad y resistencia hacen posible que se puedan desviar duros golpes con ella sin miedo a que se parta y la forma de la punta con un pequeño contrafilo en la parte superior permite usarla dando estocadas. Aún así las tremendas heridas que causa con sus cortes es lo que le han hecho famosa.

 

Hoja tanto y lámina japonesa en una exposición dedicada a Asia en el Museo del Ejército de Toledo (España)

 

Aún así no era el arma favorita de los samurái, todos la portaban como símbolo de estatus, normalmente acompañada por un wakizashi (espada más corta) pero en combate abierto muchos preferían el arco o el yari (lanza de unos dos metros). Hay gran cantidad de escuelas y estilos de combate con katana, algunos usando dos katanas, otras usando una y en la otra mano un wakizashi.

 

 

Es una espada que requiere gran mantenimiento y que los samurái llevaban a cabo a diario, su limpieza incluía el afilado con piedra suaves y el lubricado con aceite vegetal.

Utilizada y portada como signo de estatus hoy en día sigue siendo un arma emblemática, que con entrenamiento y práctica en unas manos adecuadas era terriblemente mortífera. Durante el siglo XX y aún hoy día son muchos los oficiales del ejército nipón que la portan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *